Roger Dubuis
Cuidado y mantenimiento

Al igual que las creaciones más hermosas, los relojes Roger Dubuis se merecen un cuidado y atención especiales para conservar su belleza original y su precisión técnica de cara a las generaciones futuras.

Descárguese el manual de uso correspondiente al calibre de su reloj.

Armado

Debería darse cuerda a los relojes mecánicos de cuerda manual y cuerda automática al menos una vez al mes para evitar que el aceite de engrasado se seque. Cuando el reloj se detenga tras un tiempo sin usarlo, le recomendamos que gire la corona manualmente al menos treinta veces. A partir de entonces, un reloj automático debería llevarse durante 10 horas al día para que se active completamente la cuerda automática. Se debería dar cuerda a los relojes manuales cada día a la misma hora, con el fin de disfrutar de la máxima reserva de marcha y de un rendimiento óptimo. Tenga cuidado de no forzar la corona a partir de que note resistencia. Antes de que su reloj entre en contacto con agua, asegúrese de que la corona esté correctamente enroscada o retraída para evitar que el agua penetre en el mecanismo.

Hermeticidad

Los relojes Roger Dubuis están equipados con juntas de seguridad que garantizan su hermeticidad. Pueden deteriorarse debido al envejecimiento natural, las fluctuaciones, los impactos o los productos cosméticos. Si se forma condensación bajo el cristal de su reloj Roger Dubuis, significa que el sistema de hermeticidad está dañado. Recomendamos que solicite a un Centro de Servicio Técnico autorizado que revise el sistema de hermeticidad de su reloj cada dos años, especialmente antes de periodos de uso intensivo, como las vacaciones de verano.

Limpieza

No use productos químicos, dado que pueden dañar su reloj. Si se ha expuesto el reloj a estos productos, límpielo con un cepillo suave y agua tibia y, después, séquelo con un paño de microfibra. Para los relojes con engastado pavé (completo), revise las piedras con regularidad para asegurarse de que estén bien sujetas.

Campos magnéticos

En la vida diaria, solemos encontrarnos con campos magnéticos en forma de fuerzas invisibles creadas por imanes permanentes que tiran de objetos de hierro y atraen o repelen otros imanes. Los campos magnéticos se usan con mucha frecuencia en la tecnología moderna. Por tanto, recomendamos evitar situar los relojes cerca de unidades electrónicas como imanes, altavoces, teléfonos móviles, puertas de frigoríficos, etc. A causa del magnetismo, es posible que los relojes se adelanten o que se detengan, sin causar ningún daño al movimiento. Si observara alguno de estos fenómenos, contacte con su Centro de Servicio Técnico autorizado para la realización de una desmagnetización.

Golpes

Los relojes Roger Dubuis están hechos para resistir un uso intenso. No obstante, se deben tomar precauciones para evitar que se caigan o se golpeen contra objetos duros que puedan provocar daños a la caja y/o al movimiento. Aconsejamos no guardar ni usar los relojes y las joyas juntos para protegerlos de arañazos.

Correa de piel de aligátor y cuero

El cuero es un material vivo natural. El contacto con el agua o la exposición a un nivel elevado de humedad puede deformarlo o decolorarlo. Asimismo, una exposición prolongada a la luz del sol intensa puede dañar el color y la calidad de la piel. Debido a que es un material permeable, los cosméticos y las sustancias grasas pueden mancharla. Si la correa se deforma, no le aplique pegamento, ya que dañará las barras y tornillos de las asas. Le sugerimos que sustituya su correa de piel a los doce meses.

Correa de caucho

Estas correas son menos propensas a sufrir arañazos y mellas, pero pueden romperse o sufrir alteraciones con el uso. El cloro y la sal son elementos corrosivos que pueden dañar materiales como el caucho. Por tanto, le sugerimos que enjuague su reloj después de cada vez que practique submarinismo o snorkel.

Pulsera de metal

El acero puede sufrir arañazos fácilmente, mientras que los golpes pueden crear mellas o abolladuras. Con el tiempo, los eslabones de las pulseras pueden aflojarse. Las pulseras de oro tienden a sufrir arañazos y mellas o abolladuras que podrían alterar su aspecto. Por este motivo, le sugerimos que no guarde ni use relojes y joyas juntos. Le sugerimos que use un cepillo suave con agua jabonosa para limpiar su pulsera de metal. No use ningún producto químico para evitar dañarla.

Compartir este reloj
Compartir esta noticia
Búsquedas frecuentes
Contacte con nuestro conserje
Solicite una devolución de la llamada
Pedir cita
Localice una boutique
qrcode